SOY UNA PERSONA RESPONSABLE, PERO NO ME CUIDO


Otras de nuestras cualidades favoritas en el mundo convencional es la de responsabilidad. Si piensas un poco puedes ver que se parece a “trabajar”.

“Un hombre responsable”.

“Un individuo trabajador”.

Pero estas cualidades tienen algo en común que no es de lo mejor.

La responsabilidad es buena pero hay que saberla aplicar. 

No puedes ser responsable en lo insignificante y descuidado en lo real.

Si tienes responsabilidad para aplicarte en lo que otro tiene para tí, entonces porqué no empiezas a ser responsable en mejorar tú forma de vivir.

Si quieres ser una persona responsable hay sugerencias que te puedo dar.

Éstas son las características, de una persona responsable de verdad:

·         -Una persona responsable ama y cuida su Ser sobre todas las cosas.
·         -Una persona responsable se mantiene en perfecta salud.
·         -Una persona responsable, mantiene en armonía y organizado su alrededor.
·         -Una persona responsable, también organiza en su interior.
·         -Una persona responsable, tiene mucho que pensar. Ya que una persona responsable le toca dejar que los otros adquieran su propia responsabilidad.
·         -Ser responsable es algo que se logra con tiempo.
·         -Para ser una persona responsable tienes que ponerte tú mismo primero.
·         -Una persona responsable tiene un Alma que expresa compasión con los demás. Por éso es que para ser responsable, primero hay que saberse cuidar.

Empieza siendo responsable con tu alimentación. 
Continúa siendo responsable con tu higiene. 
Sigue siendo responsable con tus pensamientos. 
Y termina siendo responsable con el mundo entero.

Para ser una persona responsable nadie tiene que verlo ni te lo tiene que decir. 

Una persona responsable es simplemente aquella que sabe vivir.

Vive tú vida y deja vivir. 
Verás cómo todo mejora para tí.

Cuídate. Quiérete. Ámate. Perdónate. Abrázate. Felicítate. Entrégate. Recíbete y luego Vívete. Éste y todos los momentos de tú vida como si fuesen el último.

Ser responsable es estar vivo en abundancia y felicidad.

Porque estás cumpliendo la responsabilidad que tienes de cumplir tú propósito en esta vida.

Es la primera y más grande tarea que te asignaste desde antes de nacer.
Vivir todas tus experiencias y disfrutar todo lo que viniste a aprender.

Así que deja lo viejo atrás y continúa creciendo, responsablemente.

“Soy responsable, me amo, me quiero y me cuido siempre”

Amen.

No hay comentarios.:

Entradas populares