Hoy es otro día, pero no es Jueves

Hoy es otro día en el que despierto y me toca vivir. Pero no sé dónde estoy ni qué estoy haciendo. Una realidad nueva nuevamente me toca vivir. Pero estoy abierto y despierto así que simplemente disfruto la experiencia y cualquiera que sea el momento.
Estoy consciente que estoy aquí por una decisión consciente que hice, para experimentar lo que se siente por no saber el sentimiento de la experiencia que estoy experimentado y sintiendo. Ahora lo siento y entiendo, es algo nuevo. Un nuevo sentimiento. De ésto se trata todo el juego. Entendido, entiendo.
Hoy es otro día, pero no es Jueves, ni Lunes, ni Martes ni ningún día común. Es el día cuando decido que en mi vida quiero ser alguien como tú. Grande, sin miedo y con un increíble potencial. Alguien decidido a dedicar su vida a sus sueños. A cooperar con toda la existencia y mejorar la vida de todo el que vive y quiere vivir tranquilo, conectado, en paz.
Hoy me parece un buen día para crecer, para madurar. Hoy es un buen día para hacer cambios, que mejorarán mi vida, y la de muchos más.

CÓMO SALUDAR A UN ÁNGEL


Un Ángel me dió un mensaje, un mensaje divino. Cuando hablaba en mi presencia, se arrodillaba conmigo.

El Ángel me explicaba sobre la vida, mis emociones y mi despertar. Después me dijo que me enseñaría, cómo es que nosotros nos debemos saludar.

“Querido Ser Divino de Luz, con orgullo aquí me presento. Traigo dentro de mí amor, tranquilidad, seguridad y muchos sentimientos.

“Me arrodillo ante la Divinidad que reside en su interior. Al mismo tiempo admiro y aprecio la totalidad de su presencia. Aprecio y agradezco con pasión y abundancia, todas las enseñanzas. Gracias por la ayuda. Gracias.

“Mi querido Ser Divino de Luz, ¿cuál es tu mensaje? Estoy abierto a recibirlo. Mi corazón está abierto, acepto tus enseñanzas” (Y me arrodillo con placer, felicidad y orgullo, porque estoy ante la presencia de un Ser Divino de Luz; Un Ángel).

Amén.

SOY UNA PERSONA RESPONSABLE, PERO NO ME CUIDO


Otras de nuestras cualidades favoritas en el mundo convencional es la de responsabilidad. Si piensas un poco puedes ver que se parece a “trabajar”.

“Un hombre responsable”.

“Un individuo trabajador”.

Pero estas cualidades tienen algo en común que no es de lo mejor.

La responsabilidad es buena pero hay que saberla aplicar. 

No puedes ser responsable en lo insignificante y descuidado en lo real.

Si tienes responsabilidad para aplicarte en lo que otro tiene para tí, entonces porqué no empiezas a ser responsable en mejorar tú forma de vivir.

Si quieres ser una persona responsable hay sugerencias que te puedo dar.

Éstas son las características, de una persona responsable de verdad:

·         -Una persona responsable ama y cuida su Ser sobre todas las cosas.
·         -Una persona responsable se mantiene en perfecta salud.
·         -Una persona responsable, mantiene en armonía y organizado su alrededor.
·         -Una persona responsable, también organiza en su interior.
·         -Una persona responsable, tiene mucho que pensar. Ya que una persona responsable le toca dejar que los otros adquieran su propia responsabilidad.
·         -Ser responsable es algo que se logra con tiempo.
·         -Para ser una persona responsable tienes que ponerte tú mismo primero.
·         -Una persona responsable tiene un Alma que expresa compasión con los demás. Por éso es que para ser responsable, primero hay que saberse cuidar.

Empieza siendo responsable con tu alimentación. 
Continúa siendo responsable con tu higiene. 
Sigue siendo responsable con tus pensamientos. 
Y termina siendo responsable con el mundo entero.

Para ser una persona responsable nadie tiene que verlo ni te lo tiene que decir. 

Una persona responsable es simplemente aquella que sabe vivir.

Vive tú vida y deja vivir. 
Verás cómo todo mejora para tí.

Cuídate. Quiérete. Ámate. Perdónate. Abrázate. Felicítate. Entrégate. Recíbete y luego Vívete. Éste y todos los momentos de tú vida como si fuesen el último.

Ser responsable es estar vivo en abundancia y felicidad.

Porque estás cumpliendo la responsabilidad que tienes de cumplir tú propósito en esta vida.

Es la primera y más grande tarea que te asignaste desde antes de nacer.
Vivir todas tus experiencias y disfrutar todo lo que viniste a aprender.

Así que deja lo viejo atrás y continúa creciendo, responsablemente.

“Soy responsable, me amo, me quiero y me cuido siempre”

Amen.

EL QUE NECESITA AYUDA LA PIDE


¿Te ha pasado que quieres ayudar, pero a la persona que estás ayudando termina enfadada?

¿Qué acaba de suceder?, ¿cómo es que el malo soy yo?

Simplemente estoy ofreciendo mi ayuda, con sinceridad y desde el fondo de mi corazón.

Ofrecer ayuda no es malo. Es algo importante que siempre debemos considerar.
Pero hay que tener mucho respeto por las decisiones de los demás.

Muchas veces creemos que estamos ayudando y en verdad nos estamos entrometiendo.
Es que cada uno de nosotros sabe muy bien lo que está haciendo.

Con ésto no te digo que no des ayuda, ni que la dejes de ofrecer.
Sino que la ayuda solamente la recibe aquel que entiende que quiere crecer.

La próxima vez que vayas a dar ayuda, asegúrate que sea una persona que quiera recibir.
La próxima vez que tengas que dar ayuda, el recibidor no puede resistir.

Si la persona que quieres ayudar se pone difícil y nada va bien.
Es señal de lo que estás haciendo es ayudando a quien no quiere crecer.

----

El que necesita ayuda la pide. Hay otros que simplemente quieren hacer lo que están haciendo.

Verás que tengo razón porque te llamarán, tan pronto le llegue su momento.

Ayuda a todo aquel que quiera ayuda si haciéndolo te sientes contento.

Respeta a todo aquel que no quiera ayuda o no quiera ayudar.
Cada uno de nosotros es distinto y tenemos un derecho innegable, que el Universo nos quiso regalar.

LIBERTAD!

----

TODO LLEGA A SU TIEMPO.

Dale tiempo, que tú recibiste y aceptaste tú ayuda cuando estabas listo para hacerlo.

No te desesperes y entiende que cada quien despierta a su tiempo.

Namaste.

UN ABRAZO DE MIL GOTAS (LA LLUVIA ME HABLA)


Hoy salí al patio, empezó a llover.

Corrí hacia adentro llegó la lluvia, me tengo que esconder.

Tan pronto me cubrí ,me detuve un momento a contemplar.
La lluvia me llamaba, mi cuerpo se quería mojar.

No resistí por mucho, a mi cuerpo escuché.
La lluvia empezó a mojarme, fue un increíble placer.

Me detuve unos segundos.
Me detuve, tenía que pensar.
De repente llegó el mensaje.
La lluvia me quería saludar.

También quiere saludarte a tí.
Continua leyendo, este es el mensaje que la lluvia quiso compartir.
Cuando me veas no huyas, estoy aquí para hacerte feliz. 
Recuerda cuando niños, jugábamos sinfín.
Te encantaba estar conmigo, no te importaba tu ropa mojar.
Ahora que estás grande, también te puedes dejar llevar.
Espero que cuando me veas, me salgas a saludar.
Yo soy la lluvia.. y hoy te ayudo a recordar.
También te ayudo a sentir. 
Te recuerdo cómo vivir.
La lluvia es tu amiga y estoy para asistir.
Namasté.

MI ALMA QUIERE CRECER


Mi Alma quiere crecer.
Mi Alma crece infinitamente.

Mi Alma quiere crecer.
Mi Alma crece ahora y siempre.

Para crecer el Alma hay que favorecer su expresión…

“Exprésate Alma mía te lo pido y permito.”

El Alma se expresa con sentimientos.

Las emociones son las llaves que abren la puerta del crecimiento.

Cuando viene una enseñanza tu Alma pregunta,
¿la llave, dónde está?

En otras palabras, ¿qué estás sintiendo?

Tu Alma se quiere comunicar.

Esa comunicación es donde viene el crecimiento…

Mi Alma quiere crecer.
Déjala que se exprese.
Acéptalo y déjate llevar…

Tu Alma quiere crecer… Tus sentimientos tienes que liberar.

Namaste.

Entradas populares