¿TE ESTÁ COMIENDO LA AMBICIÓN?


La ambición es un sentimiento, que tenemos que saber controlar.
La ambición es muy buena, hasta que se sale de su lugar.

Hay que tener ambición, de aprender, compartir, curar y crecer.
Pero no se puede tener ambición, que no te deje ser.

Controla tu ambición, con pensamientos de compasión.
Recuerda que la vida, no es sólo vivir mejor.
Recuerda que hay que parar, y balancear la situación.
La vida requiere de todo, no sólo dinero y prostitución.

Si eres una persona ambiciosa, recuerda que éso no está mal.
Sólo hay problema si tu ambición, es económica y tiene más significado, que tu crecimiento personal.

Si no haces el cambio, un día te despertarás, dándote cuenta que la vida, se fue y no hay nada que te pueda llenar.

Invierte tu tiempo en las cosas que verdaderamente importan.

Pasa tiempo con tu mascota, sácala a pasear.
Pasa tiempo con tu prima, te quiere visitar.
Dedícale unas horas a tu hermano, que quiere hablar contigo.
Mira a ver qué quiere tu padre, y tampoco olvides a tus amigos.

Ves cómo hay muchas cosas, que requieren tu atención, así que deja de desear dinero y controla tu ambición; con la siguiente afirmación:

·         Sé controlar mi ambición: “Controlo mis sentidos, controlo todo mi cuerpo. Si me paso en el trabajo, me calmo y vuelvo a mi centro. Controlo todo lo que hago, sé bien lo que está pasando. Por eso cada cierto tiempo, me tomo un largo descanso. Me dedico tiempo y a todo lo que verdaderamente importa”.

No hay comentarios.:

Entradas populares