APRENDER A ESCUCHAR


¿Qué me pasa, hace tiempo que hablo y no escucho, que me está pasando?

Qué bueno que preguntas, lo mismo pensaba yo.
¿Qué pasa conmigo, que hablo y no pongo atención?

Si tienes un problema.
Muchas quejas de cosas que andan mal.
Recuerda que repetirlo, no es como lo vas a solucionar.

Si tienes un problema.
Y el “otro” no logra entender.
Acudes a las quejas, y crees que expresas tu forma de ser.

Si tienes un problema.
Y siempre quieres hablar.
Es probable que el problema no sea el que piensas.
Si no, que no sabes escuchar.

Entonces, ¿por qué tengo tantas quejas?
Entiendo que el problema es él.

Las quejas son dudas internas.
A las que huyes y no logras entender.

Ábrete al entendimiento. Proponte escuchar.
Si pones atención a tu pareja, vas a lograr mejorar.

Lo que quieres es solucionar.
Los problemas que te están afectando.

Para lograr esa meta tan sencilla.
Tienes que empezar escuchando.

Puedes hacerte una pregunta sencilla, para empezar el proceso de curación:

¿Por qué mi situación?, ¿por qué quiero tanto que cambie, y no pienso en cambiar yo?

Si tienes cualquier tipo de queja.
No hay duda de que algo anda mal.

El problema con las quejas, es que hay que saberlas interpretar.
Entonces pregunta. ¿Por qué me estoy quejando?

Cuando pienses detenidamente, entenderás, que el problema, se resuelve, no con quejas, sino escuchando.

Escucha que te están hablando.
Algo sencillo y con emoción.

Escucha que te están hablando.
ESCUCHA. En el mensaje está la solución.

No hay comentarios.:

Entradas populares