MÍRATE EN EL ESPEJO

Tienes que ser y hacer, lo que de verdad quieres ver.
Ya sabes que estás viviendo, lo que el mundo puede ser.

Mírate en el espejo.

Me miro y me veo, me veo parado y tranquilo. Mi espejo me mira, o ¿soy yo quien lo miro? Me miro, me veo, busco y trato de entender. El espejo me habla, me quiere conocer.

Entiendo el mensaje y empiezo a buscar, el espejo me dice cómo mi vida cambiar.
Sigue mirando y siente que estás aquí. Mírate en el espejo como quieras vivir.

Continúa mirando que falta un poco más, tienes que ver el detalle de lo que quieres para poder triunfar.

Repite al espejo lo que tienes dentro de tu corazón, cuéntale tus metas sin vergüenza y sin temor.
Cuéntale todos los días que quieres ser un hombre de bien.
Cuéntale que tu familia tiene todo lo que quiere tener.

Cuéntate un cuento cuando te mires en el espejo.
Si logras ver lo que estás contando, habrás materializado tus deseos.

Sólo recuerda decirme: "Yo te amo", a mí al espejo. Cuando lo digas te darás cuenta, que eres tú mismo quien lo estás diciendo.

Si de verdad te amas y el mundo entero quieres cambiar.
Repítele sin miedo al espejo todos las metas que en esta vida quieres lograr.

Él te escuchará de forma incondicional, y al final del mensaje, todos los días te dirá: "Yo te amo no importa lo que pase, y siempre te voy a amar". Es el mensaje que tú mismo en todo momento, te tienes que dar. Ámate incondicionalmente y tu vida mejorará.

No hay comentarios.:

Entradas populares