SOY CURIOSO, NO HE MATADO NINGÚN GATO

¿"La curiosidad mató al gato"? Lo dudo, yo no he matado a nadie. Seguro ese era un gato tonto, que se mató sólo.

Yo soy bueno, no malo. Así que todos los que digan, que la curiosidad mató al gato, dile que es mentira. Yo Soy el Ángel de la Curiosidad.

En una nota un poco más seria. ¿Qué es la curiosidad?

Lo primero que tengo para decirte es que la curiosidad es buena. La curiosidad es como un compás interno que ayuda a guiar tu Alma. Una vez que dejamos ir nuestra curiosidad, no muere el gato, sino que morimos nosotros mismos.

Sé curioso. Investiga. Abre tu corazón a todas las increíbles verdades de nuestro mundo y aprende. Crece y sigue investigando. Sigue buscando, sigue, sigue, sigue. Sigue siendo curioso.

La curiosidad te puede enseñar bastante. ¿Cómo funciona?, ¿De qué se trata?, ¡Aaaahhhh, cuántas preguntas tengo, estoy curioso!

¿Quién está escribiendo, quién escribió?, ¿Será verdaderamente un Ángel?

Ves, la curiosidad es buena. Mira las asombrosas e interesantes preguntas que acaba de traer a tu consciente.

Si piensas en la curiosidad, sólo puedes pensar en felicidad. La curiosidad representa un niño. Sabes que llenos de ánimo, amor, cariño, felicidad, energía y CURIOSIDAD están los niños. Es algo bello.

Piénsalo, un pequeño, bello y hermoso niño curioso.

El Ángel de la Curiosidad te deja una pregunta, para levantar tu curiosidad.

¿Sabías que tú también te puedes comunicar con Ángeles, ahora mismo?

Interesante. Investiga y aprende. Tan pronto estés listo, nos vamos a comunicar.

Tú, y el Ángel de la Curiosidad.

Gracias por leer. 

No permitas que nadie cierre tus puertas. No permitas que nadie disminuya la grandeza de tu mundo. No permitas, que nadie, ni siquiera una frase famosa, prohíba que estemos juntos. 

No permitas que nadie mate tu curiosidad.

No hay comentarios.:

Entradas populares