¿POR QUÉ TE ENOJAS?

Estás enojado. Entiendo. Tienes que superarlo. Lo entiendo.
Lo quieres superar. Muy bien. Estás enojado. OK.

¿Por qué te enojas? No te tienes que enojar.
No importa la situación, piensa en cómo debes actuar.

El enojo no te ayuda, no resuelve tu situación.
El enojo se mete al medio, ahora no ves la solución.

Entonces, ¿por qué te enojas, si no te ayuda a mejorar?

Deja que el enojo se vaya, tienes lecciones que aprender.
Tienes que dejarlo ir, es la parte que hay que entender.

Superar, el enojo. Ésa es la lección.
Párate y piensa. Toma el control.

No te dejes llevar, te sabes comunicar.
No dejes que el enojo, te quiera controlar.

Analiza la situación. Detente, sabes pensar.
Sabes que si te detienes, el enojo no puede entrar.
No te puede controlar. El truco es la intención.
Ten la intención de solucionar el problema y no empeorar la situación.

No hay comentarios.:

Entradas populares