¿LA VIDA SE BASA EN ESPERAR?

¿Te ha pasado que siempre estás esperando algo? Una vida basada en espera.

Esperando el día de cobro. Esperando las vacaciones. Esperando la hora de salir del trabajo. Esperando la hora de dormir, despertar, comer, etc.? ¿qué es lo que esperas, si cuando llega continúas esperando?, y ¿cómo se soluciona el problema de esperar?

El problema de esperar es mucho más sencillo de lo que te imaginas. A muchos nos pasa que siempre estamos esperando, pero antes no era así, recordamos un momento donde no teníamos que esperar, donde no esperábamos, donde éramos felices. Yo era feliz, antes de empezar a esperar. Entonces, ¿qué es lo que estoy esperando, si tengo tanto?

La verdad es que esperar es un síntoma de rutina. Esperar es señal de una lección que tenemos que aprender, la cual estamos evitando. Esperar quiere decir que por cualquier razón no estamos creciendo. Esperar, quiere decir, que tenemos que tomar una decisión. Hay algo que queremos hacer, pero no lo hemos hecho por miedo. Tan pronto tomamos esa decisión, tan pronto rompemos la rutina, tan pronto hacemos el cambio, aceptamos la vida, aprendemos la lección y seguimos nuestro destino, dejamos de esperar y empezamos a vivir.

Ahora que estás esperando tómate un minuto para pensar. Tu vida pudiera ser brillante, si aprendes a disfrutar. ¿Por qué no cambiar esperar por disfrutar?, ¿qué tal si cambiamos esperar por agradecer?

¿Qué haces? Estoy agradeciendo que pronto recibo mi cheque. Estoy agradecido que pronto me iré de vacaciones, qué afortunado soy. Estoy disfrutando mi trabajo, me encanta (si tu trabajo no te gusta déjalo y busca otro, hay muchas opciones, puedes hacer lo que quieras, sin duda). Estoy disfrutando mi comida con mis amigos, con mi familia, qué bien se siente, estoy agradecido. Falta mucho por venir, falta mucho por ver, pero no estoy esperando, no tengo tiempo para esperar, sólo puedo disfrutar y agradecer.

Es mucho más sencillo de lo que parece. Sólo hay que cambiar la forma de pensar. Si la rutina es demasiado fuerte, el peso muy grande, entonces cambia tu forma de vivir. Ese cambio, de vida, cambiará tu forma de pensar lo que te ayudará a sentir, activar tus sentimientos, agradecer y disfrutar de cada momento.

La vida es demasiado buena para "esperar". Disfrútala, que son muchas. Agradece, que es tuya. Tú tienes el control de tu vida. Tú tomas las decisiones. Nada tiene que pasar de la noche a la mañana, reconocemos que se toma tiempo, pero tienes que empezar. Empezar es tan fácil, como cambiar la forma de pensar.

Namaste. Yo Soy un Dios. El Dios de la Vida.

No hay comentarios.:

Entradas populares