CÓMO SE SIENTE LA VERDAD

La verdad es paz y tranquilidad.
La verdad es distinta para cada quien que la sale a buscar.

La verdad no es un hecho. No tiene que ser lógica, ni tampoco tiene que tener razón.
Verdad es un sentimiento con el que puedes discernir siempre lo que para tí es lo mejor.

Puedes obtener verdad con tan sólo preguntar.
Puedes obtener verdad siendo honesto, y admitiendo lo que no sabes en el área que quieres explorar.

La verdad llega, después que haces la pregunta.
La verdad la encuentras, cuando aceptas tus sentimientos sin ningún tipo de miedo, sin dudas.

De todo lo que llega a tu oído, a tus ojos, a toda tu realidad.
La verdad es lo que te hace sentir tranquilo, un sentimiento de seguridad.

¿Cómo se siente la verdad?

La verdad no se siente ni mal ni bien. Pero hay un cosquilleo en tus intestinos que te dice, "esa parte la puedes creer".

La verdad es lo que resuena con tu forma de vivir, lo que resuena con tu forma de ser.

La verdad es una fuerza que llevas dentro, que en todo momento, te está ayudando a crecer.

VIVIR SOÑANDO

La vida es un sueño del que despiertas todos los días, pero sigues durmiendo hasta que te despiertas de verdad.

El color de los árboles cambia, el sabor de la comida ya no es igual.

Vivir soñando no es una fantasía, es algo completamente real.

¿De dónde crees que llegan tus ideas cada vez que piensas en pensar?

Vivir soñando es una estrategia que puedes utilizar para crecer desde el interior.

Recuerda soñar despierto sobre tus sueños. Y aspirar a ser parte de un mundo mejor.

Recuerda que eres divino, la prueba es tu corazón.

Recuerda que no importa lo que nadie te diga, te mereces siempre lo mejor.

NECESITO AYUDA

Nunca pensé que sería tan difícil hacer algo tan sencillo.
Nunca pensé que tendría que llegar casi al punto de la muerte, para poder compartir lo que siento contigo.

Necesito ayuda, pero mi ego no me deja hablar.
Hace tiempo que estoy sufriendo, pero finalmente busco mejorar.

Espero que no sea muy tarde, y me tengas un oído para escuchar.
Espero que no sea muy tarde, y tu ayuda me puedas dar.

Estoy pasando un momento difícil, es mi momento único es mi situación.
Me imagino que muchos han pasado por ésto, el momento de reconciliación.

Hace mucho tiempo que sufro, por dentro, en silencio pero me hago el fuerte, me muestro feliz.
Hace mucho que para todo me esfuerzo, en realidad ya no soy tan feliz.

Hace tiempo que quiero un cambio, y mi esencia recuperar.
Hace tiempo que estoy tratando, pero no tengo idea por dónde empezar.

Ahora que estoy leyendo/escribiendo, puedo entender lo que busca mi corazón.
Simplemente tengo que abrirme y tomar responsabilidad de mi situación.

Necesito ayuda, quiero vivir algo mejor.
Estoy completamente preparado, no hay razón para decir que no.
Necesito ayuda, la quiero, la estoy pidiendo y la voy a aceptar.

Me despido diciendo que soy fuerte, y no importa lo que pase, pase lo que pase, me voy a curar.

VOY A QUERER MÁS, VOY A CRECER. SOY GRANDE

Yo no quiero poco ni tampoco soy sencillo.
Yo no pienso en pequeño ni soy pequeño, soy grande, es mi estilo.

Siento un llamado por la vida, que me impulsa a continuar.
He tenido mis momentos difíciles, y sé que vienen más.
Pero tengo momentos buenos, que no puedo olvidar.

Todos los días me despierto, y me preparo para disfrutar.
Sé que la vida es buena, agradezco sin parar.

Agradezco la casa que tengo, sea o no sea lo mejor.
Agradezco el carro que tengo, hace siempre su función.
Agradezco a toda mi familia, la que está conmigo y la que ahora vive en el más allá.
Agradezco a todos mis amigos, que con su compañía/presencia siento paz.

Me entrego este mensaje, para recordar algo importante que tengo que hacer.
No importa que no sea "grande", mi estatura no representa mi ser.

Voy a conseguir todo lo que me he propuesto.
Y crezco, y soy grande, porque mi tamaño lo define mis pensamientos.

Y pienso en grande, porque soy grande.

¿QUÉ ES DESPERTARSE Y QUÉ SE SIENTE ESTAR DESPIERTO?

¿Qué se siente estar despierto?

Primero vamos a preguntar: ¿Qué es despertarse?

En el mundo de la espiritualidad, se utiliza con frecuencia la palabra despertar. Pero, ¿qué es despertar?
Despertar es entender el mundo en el que vives.
Despertar es comprender, a qué fue a lo que viniste.
Despertar es poder interactuar con los demás sin juzgar.
Despertar es pensar sin necesidad de dudar.
Despertar es conocer tu origen. Saber tu inicio, tu historia y tu fin.
Despertar es entender, que todos los Dioses están dentro de tí.
Ahora que tenemos una idea base, de lo que es la iluminación, vamos a entrar un poco más profundo y entender qué se siente tal situación.
Despertarse es un sentimiento de pura calma y tranquilidad.
Despertar te hace sentir por dentro que tienes de sobra felicidad.
Felicidad es una palabra difícil, porque en el presente no hay muchos que andan por ahí.
Entonces imagina el mejor momento posible, y que puedas estar siempre sintiéndote así.
Estar despierto no cambia el mundo, pero sí te cambia a tí en tu interior. El mundo entero se puede estar acabando, pero éso no cambia tu situación. Ya tu estás despierto y sabes mucho mejor. Que no importa lo que pase, seguirás viviendo como un Creador.
Despertarse es entender que dentro de tí vive DIOS.

NO HAY TIEMPO PARA SUFRIR

No hay tiempo, para sufrir.
No hay tiempo, que desperdiciar.
Hay tiempo para todo lo que te pueda ayudar.

Tengo tiempo para pensar, todos los días me siento y pienso.
Tengo tiempo para estudiar, siempre estoy creciendo y aprendiendo.

El tiempo me sobra para ser, cada momento trato de entender.
El tiempo me sobra para disfrutar, mi Alma pide cada vez más.

Tengo tiempo para mi familia. Incluso tengo tiempo para tí.
Tengo tiempo para todo lo que me gusta. Tengo tiempo para vivir.

Solamente sé que no hay tiempo para sufrir.

DOY GRACIAS TODOS LOS DÍAS

Doy gracias sin pensar, en la razón de lo que voy a agradecer.
Doy gracias todos los días, por un nuevo amanecer.
Doy gracias sin prejuicio, sin saber lo que va a pasar.
Doy gracias por lo que tengo, aunque falte por llegar.

Me siento agradecido de estar vivo, por poder ser quien soy.
Agradezco tu presencia, que comparte conmigo hoy.

Agradezco el mensaje, que recibo al despertar.
Doy gracias todos los días, que me inspiro cada vez más.

Dar gracias es un sentimiento, que te ayuda a entender.
Que puedes tener todo lo que quieras, sólo tienes que agradecer.

Gracias por tomar de tu tiempo para leer.
Gracias por recibir este mensaje, lo escribí con mucho amor, con intención de felicidad y abundancia, para ayudarte a crecer.


¿QUIÉN ERES TU?

Yo soy tú, como tú, y vine al mundo a ser.
Yo soy un ser humano que está aquí en la tierra para aprender.

Yo vine a esta vida a experimentar lo que se siente este lugar.
Yo estoy aquí para sentir el viento, yo estoy aquí para poderte amar.

Yo vine por los sentimientos, sentir el viento, dolor, la desesperación, la paz, la calma, la felicidad. Yo vine por las experiencias, a tener una vida sin igual.

Yo soy un ser vivo igual que tú, que tiene mucho que aprender. Pero al pasar los años me he dado cuenta, que hay algo importante que tengo que hacer.

Aparte de sentir la vida, oír las visiones y ver mi canción.
He venido a compartir un mensaje, un mensaje de inspiración.

Yo vine al mundo con un propósito, que no hay forma que pueda olvidar.
Yo vine a mostrarte con mis acciones, que la vida se hizo para disfrutar.

Yo soy un Ser Divino, un Ser Divino igual que tú. Puede ser que aún no recuerdes, pero pronto verás tu propia luz.

Ahora dime mi querido lector, ¿Quién eres ?

SÉ QUE TODO ESTÁ CAMBIANDO PARA MEJOR. LO VEO, LO SIENTO

Veo el mundo con felicidad, con alegría, con optimismo. Soy uno de esos que piensan que todo está cambiando, para ser exactamente como todos nosotros siempre hemos querido.

Yo creo en la vida. Yo creo en tí y creo en mí. Sé que todo está cambiando para mejor; lo veo, lo siento. Lo confirmo cada día cuando comparto con alguien, se expresa claramente en forma de un sentimiento.

Veo cómo los niños ahora, tienen mejor habilidad para imaginar.
Veo cómo los seres cambian, con tan sólo compartir y con hablar.
Veo cómo los arboles y las flores, nunca paran de crecer.
Veo cómo el río canta y las montañas, no desaparecen ni dejan de ser.
Veo cómo la consciencia se expande, a nivel Universal.
Veo cambios en mi propia vida, la de mi pareja, la de mi mamá.

Yo creo en un mundo mejor. Sé bien que estamos en proceso.
Yo creo que tú también crees, que la vida es más grande de lo que estamos viviendo.

Sé que aveces las cosas para mí no tienen sentido. Pero nuevamente salgo, disfruto de cada momento, y entiendo, que la experiencia es simplemente estar vivo.

Si logras estar vivo y fluir junto con la divinidad, podrás experimentar la vida de una forma distinta, que en cada momento te hará sentir que quieres más.

Es bueno querer, es bueno querer más. Es bueno que tengas y obtengas todo lo que desees, te mereces éso y mucho más.

Sé que todo está cambiando para mejor, yo estoy cambiando también. Entonces doy lo mejor de mí, y soy lo mejor que puedo ser.

Con ese mismo pensamiento, sé que todos estaremos juntos, viviendo felices por siempre y para siempre, ése es el mundo en el que vivo, ése es el mundo que quiero ver, en el que quiero vivir. Lo veo, lo siento. Sé que es real, lo sé que es cierto. Ése es nuestro mundo, el mundo que todos llevamos dentro.

ACEPTO QUE LA VIDA ES BELLA

Acepto lo que me tienes que decir.
Acepto lo que ahora mismo me traes, lo que me quieres hacer ver.
Acepto todas las enseñanzas, no importa si vienen de un príncipe, de un vagabundo o de un rey.

Acepto, acepto, acepto. Es una palabra clave, que te puede ayudar.
Cuando estás en una situación difícil, y la quieres superar.

Acepta lo que está sucediendo, inmediatamente mejora la situación.
Acepta lo que está pasando en tu vida, tan pronto lo aceptes empieza lo mejor.

Acepto, acepto, acepto. Una vez que aceptas, la verdad sale al aire, ahora todo puede cambiar.

Acepto que mi salud no es la mejor, por eso la quiero mejorar.
Acepto que no tuve mi mejor momento, por inconsciente me dejé llevar.
Acepto la responsabilidad, de las decisiones que he tomado y de las que voy a tomar.

Acepto, acepto, acepto. Ahora ya puedo crecer.
Acepté todo lo bueno y lo malo, por eso lo entiendo y puedo entender.

Acepto que mi salud es perfecta, estoy trabajando para ser mejor. Lo soy.
Acepto que tengo buenos momento, me paro y pienso en cada situación. Lo hago.

Acepto las bendiciones y los beneficios de mis decisiones, de mis acciones siempre tomo responsabilidad.
Acepto que la vida es bella. Es incomparable, es real.

Acepto que soy un ser humano honesto con cualidades positivas, como el coraje, el valor, la fuerza y la humildad.
Acepto que soy tu compañero, acepto los regalos que me tienes que dar.
Acepto las enseñanzas, gracias por tu tiempo. Gracias por visitar.
Soy un Alma agradecida, acepto todo lo que me tengas que dar.

Gracias, gracias, gracias... Otra forma de aceptar.

Entradas populares